¡El conocimiento es poder!

📞 (787) 478-3379

MORATORIAS

Moratoria de hipotecas, autos y préstamos por pandemia COVID-19 (RC 26-2020)

                         ANÁLISIS DETALLADO DE LA RESOLUCIÓN CONJUNTA 26-2020


· Sección 2. – Toda institución financieras tendrá que ofrecer a sus clientes una moratoria sobre los pagos a: 1) préstamos personales; 2) préstamos de auto; 3) préstamos hipotecarios; y 4) tarjetas de crédito; correspondientes a plazos vencederos en los meses de marzo, abril, mayo y junio de 2020.


Dicha moratoria no es automática, sino aplicará únicamente a aquellos clientes que la soliciten a la institución bancaria y notifiquen a su acreedor financiero que su situación financiera ha sido directamente afectada por los efectos de la promulgación de la Orden Ejecutiva OE-2020-023.


Disponiéndose, que para el cliente poder cualificar para la moratoria de cuatro (4) meses, existen dos (2) requisitos adicionales, a saber: 1) el préstamo personal, de auto, hipoteca y/o tarjeta de crédito tiene que haber sido adquirido primordialmentepara fines personales, familiares o de uso doméstico (excluyedeudas adquiridos para fines comerciales); 2) la cuenta de la tarjeta de crédito o del préstamo personal, hipotecario o de auto, tenía sus pagos al día (“encontrarse al corriente”) al 12 de marzo de 2020. En otras palabras, si la cuenta tenía cualquier atraso previo al 12 de marzo de 2020, no aplica la moratoria de la resolución conjunta.


· Sección 3. – La moratoria es totalmente voluntaria de parte del cliente, por lo que de así desear, podrá continuar haciendo sus pagos como de costumbre o acogerse a la moratoria.


· Sección 4.– Cualquier cliente que se acoja a una moratoria podrá voluntariamente decidir reanudar sus pagos como de costumbre durante dicho período sin recargo o penalidad.


· Sección 5.– La moratoria será prospectiva, es decir, no tendrá efecto retroactivo y no afectará aquellos pagos ya realizados antes de un cliente o deudor acogerse a la misma. Por tanto, si el cliente ya realizó el pago de marzo o abril, no podrá pedir que se lo reembolsen.


· Sección 6.– Se ordena a las instituciones financieras a publicar los canales de comunicación que deberán ser utilizados por los clientes o deudores para notificar su intención de acogerse a la moratoria al menos una vez en un periódico de circulación general, y en las redes sociales de cada uno de los acreedores financieros, en un período no mayor a quince (15) días luego de la aprobación (entre el 14 y 29 de abril de 2020). 


· Sección 7.– Al un cliente acogerse a la moratoria, se entenderá por extendido el término de vencimiento de la deuda concerniente por una cantidad igual de plazos a los dejados de satisfacer. El cliente podrá optar, mediante autorización por escrito, porque se le difiera la totalidad del pago de los meses a los que se acogió a la moratoria entre los plazos restantes del préstamo. En otras palabras, el cliente puede optar por que los 4 meses de la moratoria sean añadidos al final de la cuenta o sean divididos entre los meses restantes del término del préstamo original.


· Sección 11.– Se prohíbe a las instituciones financieras el cobro de recargos, penalidades, y/o aumento en tasa de intereses o intereses adicionales por un cliente acogerse a la moratoria.


· Sección 12.– En caso de que haya un impedimento de índole legal entre los términos financieros, requisitos de elegibilidad, y otras disposiciones de esta Resolución Conjunta, con la reglamentación, guías o disposiciones de un Ente Federal que sea dueño o garantizador de un préstamo hipotecario, prevalecerán la reglamentación o guías de dicho Ente Federal y se ofrecerán las ayudas disponibles bajo los programas de emergencia, desastre o mitigación de pérdidas de dicho Ente Federal. “Ente Federal” incluyen el Federal National Mortgage Association (Fannie Mae), Federal Home Loan Mortgage Corporation (Freddie Mac), Federal Housing Administration (FHA), United States Department of Agriculture (USDA) y United States Department of Veterans’ Affairs (VA), y sus filiales y dependencias. Cerca del 50% de las hipotecas residenciales en Puerto Rico caen bajo alguna de estas clasificaciones.


Estos tipos de préstamos garantizados por el gobierno federal cuentan con una moratoria de 6 a 12 meses bajo el CARES Act que fuera aprobado por el Congreso el 27 de marzo de 2020 en respuesta a la emergencia creada por la pandemia del COVID-19. Sin embargo, contrario a lo establecido por la Resolución Conjunta de Puerto Rico, bajo el CARES Act federal los intereses dejados de pagar durante la moratoria sí se acumularan, aunque quedan prohibidos el cobro de recargos o penalidades. Además, contrario la Resolución Conjunta de Puerto Rico, bajo el CARES Act federal no se establece una directriz directa de que los meses en moratoria sean obligatoriamente añadidos al final del préstamo o divididos entre los meses restantes del término del préstamo original, a opción del consumidor. Por tanto, al acogerse a la moratoria bajo el CARES Act federal, el consumidor entra a un escenario incierto y peligroso al no conocer exactamente como la institución financiera va a eventualmente trabajar con esos meses que no fueron pagados bajo la moratoria. Bajo la experiencia luego del Huracán Irma y María estos tipos de moratorias sin parámetros claros de cómo se manejaría el repago de los meses de moratorio le generó muchos problemas a los consumidores.


· Sección 14.– Las instituciones financieras no podrán notificar a agencias de crédito el que un cliente o deudor se haya acogido a la moratoria.


                                                              COMENTARIO FINAL


· Aspectos positivos:


- La moratoria es totalmente voluntaria, por lo que el consumidor puede seguir pagando su cuenta si desea. Además, aun si se acoge a la moratoria, si la situación del consumidor mejora antes de junio de 2020, puede voluntariamente regresar a pagar su cuenta. Esto evita la experiencia vivida luego del Huracán Irma y María donde muchos consumidores no querían la moratoria, pero se les impuso de firma automática y después generó problemas en muchas cuentas.


- La moratoria no se limita a préstamos de autos e hipotecas, sino se extiende a préstamos personales y tarjetas de crédito.


- Obliga a las instituciones financieras a publicar en los medios la forma exacta en que los consumidores pueden solicitar la moratoria. Esto evita confusión y problemas de comunicación.


- Queda firmemente establecido que el cliente puede optar por que los 4 meses de la moratoria sean añadidos al final de la cuenta o sean divididos entre los meses restantes del término del préstamo original. Esto evita el calvario vivido por miles de consumidores luego del Huracán Irma y María con los pagos de la moratoria (los querían cobrar de un cantazo o en un plan de pago de 3 a 6 meses, en adición al pago regular).


- Se prohíbe a las instituciones financieras el cobro de recargos, penalidades, y/o aumento en tasa de intereses o intereses adicionales por un cliente acogerse a la moratoria. Asimismo, no podrán notificar a agencias de crédito el que un cliente o deudor se haya acogido a la moratoria.


· Aspectos no tan positivos:


- En la medida que quedan excluidos de la moratoria cualquier consumidor que haya tenido algún atraso previo al 12 de marzo de 2020, habrá una cantidad sustancial de personas que NO cualificarán  para esta ayuda. En ocasiones un consumidor puede desconocer que tiene un atraso en algún punto del préstamo o si su pago de marzo vencía antes del 12 del mes el consumidor posiblemente no lo había hecho ya que muchas personas suelen pagar un poco tarde con recargos debido a su fecha de cobro. Este requisito es demasiado oneroso; se debió haber establecido que el consumidor no tuviera 30 o 60 días en atraso para poder cualificar, de forma que se evitara excluir a personas que por algún problema temporero tienen un pequeño atraso en la cuenta (de menos de 60 días)


Según último informe del Comisionado de Instituciones Financieras de noviembre de 2019, que se aneja:


   - Número total de hipotecas en PR: 317,999

   - Total de hipotecas en atrasos, quiebra o ejecución: 82,302

   - Eso equivale al 26% de las hipotecas en PR no cualifican para la moratoriaaprobada en   este proyecto por estar en algún grado de atraso. 


- Al haber excluido a préstamos y tarjetas de crédito comerciales la medida no ayuda en lo absoluto a lis cientos de miles de deudores comerciales que tienen sus negocios cerrados por la Orden Ejecutiva de la Gobernadora. Esto es una gran laguna de la medida.


- La Sección 12 de la Resolución puede terminar excluyendo a cerca del 50% de las hipotecas residenciales de Puerto Rico. De ser así los consumidores se verán forzados a acogerse a las moratorias concedidas bajo el CARES Act federal, la que aun cuando es más larga en duración, no contiene la congelación de los intereses y el traspaso automático de los 4 meses de la moratoria al final del préstamo o hipoteca, lo que luego de la experiencia vivida luego del Huracán Irma y María todos conocemos es de suma importancia.


- NO establece una causa de acción con la posible concesión de daños y el pago de honorarios de abogado por el incumplimiento de alguna parte de la ley por parte de una institución financiera. Por tanto, la medida requiere de la buena voluntad de las instituciones financieras de cumplir con la misma, ya que de incumplir el consumidor no cuenta con un remedio firmemente establecido para ser compensado por los daños sufridos.


           FACTORES A CONSIDERAR POR LA EXISTENCIA DE 3 MORATORIAS DISTINTAS


- Consumidores deben acogerse a la moratoria que más le favorezca.


- Si el consumidor ya se acogió a una moratoria voluntaria del banco, debe comunicarles, preferiblemente por escrito, que deseen acogerse a la moratoria establecida por la RCS 26-2020.

image13

R.C. 26-2020

RESOLUCIÓN CONJUNTA DE MORATORIAS

Download PDF